Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

21-07-2016

El Guerrero del Arcoíris ha llegado a STP Shipyard Palma

Desde hace algunos días, el mítico Rainbow Warrior -una de las cuatro embarcaciones de GREENPEACE- visita STP Shipyard Palma para realizar algunas reparaciones además de trabajos de mantenimiento. A lo largo de 23 días que dura su parada para la puesta a punto, habrán realizado varios trabajos de mantenimiento de los generadores y de las jarcias en los mástiles, sustituyendo perfiles de los enrolladores de las velas y reprensando las cabezas de varillas en las jarcias.

Desde las oficinas de Greenpeace en Amsterdam se ha coordinado la entrada del Rainbow Warrior al varadero y todas las tareas necesarias para su mantenimiento y reparación de cara a la inspección que próximamente tendrá esta embarcación y que repite cada 5 años.

Hettie Geenen, capitán de este buque insignia de la organización no gubernamental internacional Greenpeace, asegura que “en la última visita vimos que STP era un buen lugar donde reparar aparejos. Hay buen espacio, podemos trabajar cómodamente y hay muchos talleres y empresas para elegir”.

Su tripulación actual consta de 16 personas -provenientes de 16 nacionalidades diferentes- que colaboran con las tareas de reparación y mantenimiento, y en época de campaña aumenta a 32 personas, entre periodistas, coordinadores de campaña, y activistas.

La próxima campaña programada para el Rainbow Warrior tiene como objetivo la promoción de la energía sostenible. Comenzará navegando por el Líbano, continuando por Turquía, Italia, Túnez, y terminará en Marruecos que este año acoge la cumbre climática COP22 (Conference of Parties) del 7 al 18 de noviembre.

Este guerrero es el tercer buque que lleva este poderoso nombre en homenaje a sus antecesores que lucharon en los mares y consiguieron grandes hitos para el medioambiente. Su construcción ha sido posible gracias a las aportaciones de millones de personas en el mundo, y su diseño puso especial hincapié en la ecología, de ahí que utilice principalmente la fuerza del viento para navegar. Sus mástiles de 55 metros de altura en forma de A le permiten tener mayor capacidad de vela (casi 1.300 m2) que con un mástil convencional del mismo tamaño.     

El Rainbow Warrior es una de las 720 embarcaciones que han pasado por el varadero a lo largo de este año 2016, y uno de los 3.900 barcos censados que ya han pasado por STP Shipyard Palma desde sus inicios en el año 2007.

Comparte esta noticia en tus redes sociales preferidas: